top of page

BRUXISMO

Descansa tu rostro, di adiós al dolor

Acaba con la sensación de tensión constante


El bruxismo es la acción involuntaria de contraer los músculos utilizados para masticar mientras no se está masticando. Puedes reconocerlo como esa sensación de rechinar constante de dientes, que deja a los músculos faciales en un estado de tensión permanente que afecta tanto a nivel físico como estético. 

Se estima que afecta a entre un 10 y un 20% de la población y, a día de hoy, es perfectamente tratable con la intervención de un profesional.

¿Qué puede sentir un paciente con bruxismo?


El apretamiento continuo de los dientes afecta a toda la estructura oral: músculos, tejidos y mandíbula. Así, esta presión se traduce en varios síntomas reconocibles en un diagnóstico de bruxismo, tales como:

- Oído y/o dolor de cabeza. 
- Sensibilidad muscular y/o dental. Notarás esto último al comer alimentos fríos, calientes o dulces.
- Dolor o inflamación de la mandíbula, provocando una modificación en la estructura facial del paciente que puede considerarse

  antiestético.
- Insomnio

 

 

 

bottom of page