top of page

Liposucción

La lisposcupltura, también conocida como liposucción, es un procedimiento de cirugía estética destinado a eliminar el exceso de grasa.

Restaura la armonía gracias a una espectacular y duradera remodelación de la silueta.

El óvalo del rostro también se puede tratar con este método, especialmente la papada, gracias a una tecnología de succión selectiva que actúa sobre las zonas seleccionadas.

La lipoescultura se considera así como un verdadero método milagroso para la eliminación de grasa.

liposuction-procedure.jpg

Procedimiento quirúrgico

FASE PREOPERATORIA

Está prevista una consulta con el anestesista a más tardar dos días antes de la operación.

Previamente se realiza un chequeo preoperatorio para comprobar que no existen contraindicaciones para la operación.

Para evitar cualquier problema con el proceso de curación, se recomienda dejar de fumar al menos un mes antes y un mes después de la operación.

Queda terminantemente prohibido tomar cualquier medicamento que contenga aspirina durante los diez días previos a la operación.

No se debe tomar ningún medicamento que contenga aspirina en los diez días previos a la operación.

Dependiendo del tipo de anestesia utilizada, es posible que deba ayunar durante seis horas antes de la operación (sin alimentos sólidos ni líquidos).

ANESTESIA Y HOSPITALIZACIÓN CARACTERÍSTICAS DE LA ANESTESIA:

Dependiendo del trabajo a realizar, la liposucción puede requerir anestesia local, la denominada anestesia vigorosa (subanestesia local acompañada de tranquilizantes intravenosos), o anestesia general, o incluso subanestesia locorregional (epidural o espinal).

El anestesista y el cirujano discutirán con usted qué anestesia es la más adecuada.

TIPO DE HOSPITALIZACIÓN:

El volumen de la masa grasa a extirpar determina el tiempo de hospitalización que puede variar desde unas pocas horas para una operación pequeña (se usa anestesia local) hasta uno o dos días para una operación más extensa (se usa anestesia general).

csm_Arztgespraech-Formular_istockphoto-Cameravit_3050d60ea3.webp

 LA OPERACIÓN

La técnica utilizada se determina según cada caso y el cirujano implicado para conseguir los mejores resultados. El procedimiento habitual sigue siendo el mismo.

Se realizan incisiones cortas de tres o cuatro milímetros, generalmente ocultas en un surco natural para permanecer discretas.

El exceso de grasa se trata tanto en la superficie como en la profundidad: las cánulas de espuma succionan la grasa respetando los nervios y los vasos a través de un conjunto regular de túneles.

La calidad del resultado dependerá de la cantidad de células grasas que se succionen, dependiendo de la calidad de la piel sobre la zona tratada.

Una vez finalizada la operación, se aplica un vendaje moldeador, en ocasiones complementado con una faja de sujeción flexible o una braga.

En promedio, la operación dura una o dos horas. Pero como depende del volumen de grasa y de la cantidad de zonas a tratar, puede tardar entre veinte minutos y tres horas.

Chirurgie
bottom of page